Tinta y talento: El arte del tatuaje. Parte 1.

por Asylum el 1 Marzo, 2018
Cultura y sociedad

¿Te quieres tatuar? Un poco de conocimiento previo no te vendría mal.

En nuestra cultura, el tatuaje puede significar para algunos algo cool, algo que te da personalidad o una forma de expresión de hechos importantes. Para muchos es arte llevado al cuerpo, es decir, que en lugar de dibujar o pintar sobre un lienzo de tela o papel, utilizas tu propia piel de bebé. El mejor lienzo de la vida.

Aunque muchas personas lo consideran aun como algo malo, tabú o incluso lo llevan a un sin fin de prejuicios (pfff cartuchos), el tatuaje lleva muuuuuuuuuchisisísimo tiempo con nosotros. El mas antiguo pertenecen a la Edad de Hielo, donde la primera persona tatuada encontrada es una momia de los Alpes de  Ötztal, la cual tiene la fabulosa cantidad de 57 tatuajes sobre su espalda. Así que eso de creer que el tatuaje es una moda esta muy alejado de la realidad.

 

Para muchas culturas, los tatuajes tenían distintos significados y funciones: distinguir jerarquías, ser elementos rituales, símbolos de protección e incluso tenían fines terapéuticos (algo así como la acupuntura pero con tintas). La idea de que el tatuaje es para criminales se dio en la antigua Grecia y Roma, como también en la Alemania Nazi, donde se utilizaba para marcar a quienes habían cometido delitos, o a los presos. Es justo en esas culturas donde nace la idea del tatuaje como algo negativo, de personas con malas intenciones, mal desempeño laboral o con prontuario criminal. Lamentablemente ese estigma continúa hoy en día, normalmente en las personas de mayor edad y poco a poco se va extinguiendo.

¿Sabes de dónde proviene todo esto? ¿no? ¡Pfff yo te digo pues!

La palabra “tatuaje” proviene del samoano tátau que significa marcar o golpear dos veces. Esta palabra penetra la lengua española a través de la palabra francesa tatouage. Pero ¿cómo conoció nuestra cultura esto? Gracias a los marinos que viajaron por el Océano Pacífico y dieron con los samoanos. Posteriormente, decidieron aprender este arte para hacer lo mismo sobre sus cuerpos y ¡paf! nació Chocapic. Llego a nuestros lares este arte que a muchos llamó la atención y poco a poco fue ganando adeptos, fanáticos y obviamente practicantes.

Pero como todo, no fueron los únicos en desarrollar este hermoso arte; que por mi parte me declaro adicta a la tinta. Siempre existen más personas que también desarrollaron técnicas y formas nuevas en todo el mundo:

Polinesia

Para los polinesios, los tatuajes significan jerarquía, rango en la sociedad y un puesto de respeto. El tatuaje comenzaba desde la infancia e iba cubriendo la mayoría de sus cuerpos hasta que no quedara ninguna zona libre (¡auch!). El tatuaje era equiparable a los logros de una persona; cuanto más tatuado estaba alguien, más respeto se le debía.

En el caso de los maoríes, los tatuajes se utilizaban en batalla para asustar a sus enemigos. Pero en general, esta técnica simbolizaba jerarquía y marcaba los períodos de transición de la vida humana,  el paso de niño a hombres adultos.

Si Ud. vio Moana, recordará que Maui hace alusión a esto, al decir “aparecen cuando logro o gano algo”; pues así mismito era, si lograbas ganar un encuentro, dar honra a tu familia, etc. se te daba el poder de plasmar esto en tu piel y mostrar cuál medalla tu nueva tinta.

Egipto

Para los egipcios, el tatuaje era utilizado de manera ritual y mágica, lo cual en verdad no me sorprende mucho, ya que la cultura egipcia esta repleta de esto. Las mujeres se tatuaban símbolos que –se creía– protegían a una persona, tanto de males espirituales como físicos. Esta práctica ha persistido en ciertas culturas de Medio Oriente y la India, donde se utiliza henna para pintar diseños geométricos sobre la piel de las mujeres que se van a casar o que asisten a una ceremonia nupcial. Este ritual recibe el nombre de mehndi omehandi. Interesante, ¿no? se creía que estos símbolos ayudarían a sus dueños a tener una vida plena, feliz y repeler los malos espíritus y energías de nuestro entorno.

América – Occidente

Los indígenas americanos utilizaban los tatuajes de diversas formas: desde pigmentos que impregnaban su cuerpo hasta tatuajes permanentes que simbolizaban los rituales de paso y la protección del alma de la persona.

En América Central, el tatuaje se utilizaba para conmemorar a los caídos en batalla y como memoria a sus dioses. Algo que continúa hoy en día, ya que muchas personas usan los tatuajes para dar memoria a sus muertos o sentir que estos no los han dejado.

El tatuaje llegó a Occidente por vía marítima. Las expediciones de Colón en América y del capitán James Cook a las islas de la Polinesia fueron el punto de partida del tatuaje hacia este lado del mundo. En tales expediciones, los marineros tuvieron contacto con los indígenas amerindios, con los maoríes y otras tribus que les enseñaron el arte de tatuar. A su retorno, los marineros abrieron sus propios estudios de tatuaje y popularizaron esta disciplina. Por lo mismo, es algo sumamente natural y una tradición para los hombres de mar tatuarse o adquirir un tatuaje en cada puerto que pisan.

En 1846, se abre en Nueva York lo que aparentemente fue el primer estudio de tatuaje… el resto es historia y hoy en día es una de las prácticas más utilizadas en la cultura alternativa de Occidente.

Imagen relacionadaResultado de imagen para tatuaje americano origen

Lejano Oriente

Si de cultura del tatuaje hablamos, Japón es uno de las referentes más importantes sobre este arte, ya que posee una amplia historia de gráfica y tatuaje. Aproximadamente en el siglo X A.C., el tatuaje llegó a Japón. Este se popularizó en sectores cada vez más poderosos, hasta llegar a ser utilizado emperadores y sectores adinerados del siglo  IV al V, como ornamento corporal, un adorno de poder absoluto y para demostrar su superioridad respecto al resto de personas, recuerden los emperadores eran considerados seres superiores y casi al nivel de un dios.

Contrario a esto, en Japón también existía la cultura de marcar líneas gruesas a los delincuentes en sus brazos. Debido a ello, los criminales marcados comenzaron a tapárselos con otra clase de diseños y es aquí que inicia la famosa costumbre Yakuza (yakuza viene de ya (ocho), ku (9) y sa (3), que suman 20. Este número es una jugada perdedora en el juego de cartas hana-fuda, muy popular en los bajos mundos y apostadores. Entonces yakuza se refiere a una “mala mano de la sociedad”), refiriéndose a la “mafia” japonesa que incorporó dentro de su tradición el tener tatuajes en casi todo el cuerpo.

En Japón, se ha conformado una de las tradiciones tatuadoras más importantes del mundo. No obstante, en el año 1842, el emperador Mutsuhito decidió prohibir la práctica del tatuaje, para solo dejarlo como identificador de delincuentes y mafiosos. Cuando el gobierno japonés prohibió el tatuaje en el inicio del período Meiji, ésto sólo sirvió para afianzarlo como un signo de lealtad entre el gremio delincuente. Pero la moda siguió evolucionando en gran parte gracias a los extranjeros que, a menudo, buscaban un Horishi (artista del tatuaje -tatuador-) que los tatuaran a ellos también, maravillados y atraídos por este arte como manera de decorar sus cuerpos. Incluso, el rey Jorge de Inglaterra, se llegó a tatuar un dragón en un brazo, durante su visita a Japón cuando era príncipe.

En esta época el tatuaje era discriminado, pero la Yakuza lo usaba como símbolo de lealtad hacia sus jefes y marcaba la posición y estatus dentro del grupo. Pero muchos funcionarios del período Meiji quemaron los libros de diseños de los Horishi, y muchos tuvieron que quedar escondidos hasta después de la 2ª Guerra Mundial.

En países del sur de Asia como Tailandia, Cambodia, Sri Lanka, Laos y Myanmar, el tatuaje es utilizado de manera ritual con símbolos que, se cree, protegen a sus dueños; de hecho, no es raro observar monjes budistas con estos tatuajes.

 

 

Suficiente historia, volvamos a la actualidad

La historia es el camino que recorrimos para llegar hasta donde nos encontramos hoy, es lo que nos hace quienes somos como sociedad y siempre, pero siempre es bueno conocerla; el conocimiento es poder, pues, mijitos queridos, y ahora conocen que los tatuajes no son una modita pasajera; si no que datan de hace mucho y vinieron para quedarse.

Personalmente, como dije, soy una fanática y amante de la tinta; tengo ya en mí 8 tatuajes (y contando), y si pudiera tendría chorrocientos más. La tinta es una forma de expresar muchas cosa: vivencias, gustos, etc; importantes para quienes los llevamos o por lo menos lo suficientemente relevante como para estamparlos en nuestra piel para toda nuestra existencia.  Y por lo mismo es que ahora me daré el gustito de recomendar artistas, que no solo podrán plasmar 100% su idea en sus pielcitas, si no que también tienen el talento y el alma para lograr la experiencia sea digna de vivirla muchas veces mas y que ese dolor de la aguja muy pronto se transforme en eterna alegría. ¡Se los doy firmado!

Comencemos:

 

Nel Androide

Como todo siempre se empieza en casa, y por lo mismo es que comienzo con quien conoce mi piel mejor que nadie y a quien le he entregado total confianza en sus manitos y creatividad.

Nel Androide como es conocida en mis tierras araucanas (Temuco por si no cachó) es muy conocida por sus diseños llenos de colores, ojitos hermosos y todo con un toque mágico kawaii. Lo que a mi me conquistó fue su amor por Sailor Moon.

Comenzó hace 3 años como aprendiz autodidacta, pero con el bichito del tatuaje desde muy pequeñita; rayaba sus muñecas y juguetes tatuándolos y soñando con tal vez un día hacerlo realmente. ¡Y llegó el día! Dejó una carrera, compró sus máquinas y se lanzó a este mundo lleno de tinta, creatividad y colores. Tuvo una excelente red de apoyo durante sus primeros pasos y muy buenos mentores, y eso es muy evidente cuando ves su trabajo y lo rápido que a crecido como artista. Ella se muestra muy agradecida y feliz de haber tenido mucha gente simpaticona y que le brindó conocimiento, cariño y entregó también su piel como carne de cañón.

Su conocimiento y habilidades crecieron, llegó a tener su clientela y a lanzarse como tatuadora. Con esto creció mucho más su necesidad por plasmar sus ideas en más personas, así que un día muy rosado, junto a su pareja crearon un lugar lleno sus pasiones y máquinas de tatuar. Así nació su local “Kame House“, donde (daaaah) se refleja su amor por la serie Dragon Ball y lo hicieron su hogar artístico. Desde entonces Nel y compañía reciben aquí a diversas personas que buscan poder volver a casa con un diseño que alegra a cualquiera, hasta al más depresivo emo.

Kame House Studio – 2018

Y como la mejor forma de recomendar algo es conocerla. Mientras la entrevistaba, ella me hacía un hermoso tatuaje con un diseño propio, que no podía ser más bello y hacerme más feliz; un daruma gatuno kawaii feliz, que tiene su misión a cumplir. Les dejo fotitos para su deleite y para que vean como fue mi proceso de tatuaje, valió cada gotita de sangre jaja.

Proceso de mi tatuaje 

Fanpage de Facebook: https://www.facebook.com/nelandroidee/

Instagram: https://www.instagram.com/nelandroide

 

Nimu Tattoo

Nimu Nimu Nimu, un nombre pegajoso y fácil de recordar que se queda pegado en tu córnea amante de los tatuajes.

Un talento que llegó a nuestras tierras desde Venezuela buscando unos horizontes, seguridad y esperanzas de un mejor ambiente para crecer como artista. Nimu abreviatura de Nimura, su nickname noñerto amante del Visual Kei comenzó su travesía creativa hace ya  6 añitos, donde de a poco, como todos, agarró una máquina, rayó al primer valiente y desde ahí no ha parado. Tiene en su Curriculum Vitae tantos premios como estrellas tiene el cielo y todos impresionantes (reconocimientos en su país en Panamá y Brasil), y algunos ganados en nuestras tierras, como son sus galardones adquiridos en Comic Ink, los cuales lo llenan de orgullo pero que no lo limitan; el espera crecer mucho mucho más y que se le reconozca por sus tatuajes y no solo por sus premios.

Hoy, Nimu cuenta con casita propia: “Estudio El Bosque“, y no es una simple mediagua; si no que un precioso estudio el cual comparte felizmente con algunos fieles amigos, compatriotas y amistades chilenísimas; donde se huelen las ideas en el aire y las carcajadas se oyen por todo el lugar. Concurrido por todo tipo de personas buscando un diseño original, Nimu te recibe con una gran sonrisa y con todas las ganas de realizar tus ideas; no se encasilla en ningún estilo, ya que le gusta lo propio e inventar y mezclar conceptos sin límites.

(Fotos en estudio “El Bosque” cortesía Diego Lara Koenig)

Muy agradecido de cómo en Chile se recibe al amigo cuando es forastero, quiere conocer mejor nuestras tierras, recorrerlas, conocer nuevas amistades, tatuar mucho y aprender de otros artistas que pueda conocer en su viaje. ¡Y hablando de viajes! sueña un día poder ir al país del sol naciente y aprender de los grandes de allá, absorber cual esponja todo lo posible y así volver lleno de conocimiento y poder dar un aun mejor trabajo del ya espectacular que da, y hacer feliz a muchas mas personas con tu talento.

Como datito aparte, me comenta que espera con el tiempo las personas se quiten los estigmas o tabúes del tatuador o personas tatuadas; que tener tatuajes no te hace una persona mala; solo te hace una persona con algo hermoso en la piel.

Fanpage de Facebook: https://www.facebook.com/nimutattoo

Instagram: https://www.instagram.com/nimutattoo

Eterno Invierno Tattoo

Terminaremos esta primera parte con un seco del estilo acuarelado, Eterno Invierno Tattoo. Amé el nombre por que me da una sensación semi poética que ya me da una muy buena espina en mi corazón de tinta; y mayor sorpresa fue darme cuenta de que mi tincada estaba en lo cierto. A pesar de llevar poco en el rubro, solo desde el 2015 se estableció ya como tatuador; se ha destacado inmediatamente en su estilo y por lo intrincado y hermoso de sus dibujos y diseños únicos para tatuajes.

A diferencia de muchos, él no quería ni pensaba ser tatuador, su norte y sueño era ser pintor, pintar y pintar por la vida y vivir de su arte; pero el sueño no duró mucho y la flor de esa ilusión murió. Se dio cuenta lo difícil que vivir de lo tuyo, así que buscó nuevas ideas y como un rayito de esperanza aparecieron los tatuajes en su camino. Con el pasar de los meses vio que podía con esto lograr vivir del arte y que tatuar era casi casi como pintar; su corazoncito se alegró y la flor revivió.

Autodidacta total, amante de Zelda y no hablo de la princesa; tomó en sus manos un estilo que ya es común en muchos estudios, pero a pesar de eso me logró sorprender al poder lograr detalles y diseños mucho más complejos que los habituales y con una delicadeza que no había visto hace mucho en un tatuador.

Aprendió a pulso cual ratón de biblioteca leyendo cuanto libro pudo pillar de tatuaje, practicó incluyendo su propia piel y dio lo mejor hasta hoy tener un espacio en “Cabalera Estudio” para poder atender a sus clientes con todo lo que estos merecen recibir.

Fanpage de Facebook: 

Instagram: https://www.instagram.com/eterno_invierno_tattoo 

 

Se fue harto que leer pero espero, muchachones, que les haya entretenido y sobre todo guarden estos datitos si es que algún día se atreven a darle color a sus vidas, o si ya tienen tatuajes conozcan artistas sequísimos que merecen un espacio en sus agendas y que no los defraudaran.

Se viene prontito la 2da parte, pero por el momento:

Rankea esta estúpida y sensual nota
Meh...
9%
Igual salva
3%
Toma tu laik
0%
¡Deme mil!
88%